lunes, 7 de julio de 2008

Dos versos

Me sobran dos versos inquietos
que se arremolinan en el regazo.
No los quiero ni los pretendo
¿Quién los quiere? los regalo.
¿Quién se atreve a disuadirlos
de la bruma y del espanto?
¿Quién pretende tan siquiera besarlos?.
Regalo los dos versos
que me tienen atormentado.

1 comentario:

Pablo López dijo...

muy bueno este poema!

P.D: Al final no te pasaste por las campusbeers&blogs!