jueves, 12 de junio de 2008

Desde una ventana del Mar Menor















Me acaricias
con tu cuerpo revoltoso
cubriéndome de algas
o de pececillos despistados
que resbalan entre mis dedos
como tu espuma blanca,
como el canto melifluo y sincopado
de tus risas y de tus quejas.

Me sumerjo en ti
y me mandas tu mensaje
de caracolas lejanas,
o me golpeas duramente con tus olas
zarandeando mis silencios
que quieren esconderse
del otro lado del inicio del levante.

A veces me arrastras,
me llamas desde tus corrientes
escondidas y falaces
susurrándome con tus resacas
promesas de sirenas y jardines
mar adentro...
Y a veces estoy a punto de creerte.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

... Y me alegra tanto que fueras tu quien "miraba por esa ventana del mar menor" a aquellos recién enamorados en el mar... :-))

Y si, ya se huele a sal ... Ya queda poco, Animo!

Y ... precioso poême. UnBeso enorme


^Elenniya^

quaki dijo...

maxo acabo de caer entre estudio y estudio en que tu blog es mil-atardeceres, yo leia siempre milatar-de-ceres xDDDD y decia ¿milatar? ba el antonio sabrá XDD

anda que te pasas por mi blog sisi ya te vale :<