domingo, 27 de enero de 2008

A la cama


La vela cohibida de versos,o mejor, prostituida en prosa,la magia repleta de esquinas, la paz sedienta de lunas,y la tristeza cargada de vértigo.Madrid vuelve a la cama, terca, grosera, desnuda,
pidiendo besos a cualquier vagabundo preso de la Gran Vía. Fumo en la ventana, veo tu silueta sobre el arrecife.

1 comentario:

Desconocida dijo...

Cinema paradiso eres tu.